inicio avatares letras webAvatares letras - Anuario de apuntes literarios y algo másstaffnumeros anteriores de Avatares letraslinks relacionadoscorreo lectores Avatares letras

 

Editorial

Literatura en apuntes

Poesía

Cine

Antología

Apuntes

Libros

Arte

Teatro

Crónica

Visitanos en:

facebook

 

 

DesHoras

 

Marta Rosa Mutti

Alguien escribe…

Alguien escribe

Alguien sabe, que puede ver salir del corazón de una rosa blanca, a un pájaro.

Alguien piensa, que la luna se viste de seda y reposa sobre una almohada.  Encuentros impensados entre la nada y el principio. La orilla propia y de los otros que somos y nos habitan. Vislumbres que el ser transita. Espacios, que agota, para explicar su tiempo entre nacer y morir. Momentos para tempestades, calmas y sensaciones.

Un andar  los días y las noches reconociéndose en un destino marcado por horas secretas, en las que lo oculto descubre su faz y se pone al alcance de la mirada.

Horas en las que las palabras corren sobre curvas, líneas, puntos, comas y las presencias hilan sus tramas ya en la poesía, ya en la ficción.

Ideas que después de todas las esperas nos invitan a compartir sus momentos entre vaguedades y sueños donde podremos amar, huir, anidar ocasos, quizá reinventar amaneceres de soles nocturnos.

Hechizos de horas secretas, donde bastará con entrecerrar los ojos para que naturalmente comencemos a  transitar espacios e inaugurar rumbos, en los que nuestras voces  arropen a la angustia con palabras escritas sobre un papel  para reinventar la vida.

 

 

Benjamin Koria

Ese alguien que todos llevamos oculto

Ese alguien que todos llevamos oculto

La vida luce sus orillas cuando la poesía palabra a palabra la invita a caminar frente a los ojos de su mundo y le enseña a hablar más allá de todo lenguaje, tanto que hasta las ventanas abandonadas se encienden. Entonces la vida mira y se deja mirar hasta transformarse en ese alguien – algo imaginario que nos sube a un par de alas, nos devuelve las certezas y nos permite medir los tiempos.
Ni más ni menos que crear aquello donde nos reconocemos como efecto y pertenecemos como causa.

 

Marta Rosa Mutti

La palabra… el escritor… escribir… el libro

La palabra... el escritor... escribir... el  libro

La simbolización de una palabra remite a significados infinitos,  propios de la vida misma cuya profundidad se define a través del peso que se le otorga.

Es la puesta en evidencia de lo que dicen las ausencias,  los silencios, sus murmullos y gritos mudos.

El escritor navega las aguas de estos mundos que conforman apenas y tanto como la vida y la muerte  a fin de gestar las historias, sus pasiones, desvelos y glorias. El acto de escribir remite pues a la génesis, misma de ser.  Parte de una pulsión, una necesidad imperiosa, urgente e impostergable de transpolar en idea  la emoción, el sentimiento,  la observación y análisis de todo lo que nos conforma y de todo lo que nos rodea.

 Porque  de eso se trata vivir, de la huella que se fija y al hombre le impele dejar registro de sus pasos.

 He aquí lo trascendente del acto de la escritura, y del que elige escribir, o es elegido por los hilos de este arte, disciplina, profesión y sin dudas pasión.  Pero nada de lo expuesto tendría sentido  si las historias, poesías, tiempos imaginarios, realidades fantásticas, crudas, siniestras y tantos  otros aspectos que no menciono; no tuvieran un lugar dónde habitar expresando lo percibido y descubierto de modo individual  o general. Y ese lugar es precisamente el libro.

 Una compañía que no condiciona.

 Un torrente de sentidos que no se puede detener.

 La puerta de entrada  a todos los lugares de este mundo y de otros infinitos donde no hay contradicción sino transformación, asociación e identificación que laten por fuera de la anécdota o el verso porque conforman una revelación que dice: nada es igual, nada permanece intacto, todo está sujeto a un irreversible proceso de evolución.

Ello supone transitar espacios de cambios en los que la literatura funciona como conductora y conectora y el libro es su casa, su techo, su abrigo. Un navío en el que viaja el hombre y sus universos.

Puede suceder que nos pongamos a escribir una historia luego de soñarla, o de descubrir su punta en el intersticio de nuestros actos cotidianos o en los de cualquiera. Un episodio intrascendente que dispare la idea. Y aquí, dará comienzo la tarea.

Toda obra debe ser el producto de un bosquejo definido y calculado de los matices del pensamiento y de la imaginación. Un entretejido que nos pasee por la superficie y simultáneamente nos lleve hacia el fondo de la trama porque allí, espera la epifanía

.

 

 

marta rosa mutti

perfil Marta Rosa Mutti

Avatares - Centro de narrativa y poesia

cursos y seminarios - apasionarte

libros - Marta Rosa Mutti

Asterion letrario

vuelo de papel

novedades Avatares

textos y contextos - Avatares letras

serviletras

contacto-avatares

 

avatAres apuntes literarios y algo más - Anuario de letras - Publicación de Avatares letras, Escuela de escritura - Comunicate: 011 15 40752370 - centroavatares@yahoo.com.ar