inicio avatares letras webAvatares letras - Anuario de apuntes literarios y algo másstaffnumeros anteriores de Avatares letraslinks relacionadoscorreo lectores Avatares letras

 

 

Visitanos en:

facebook

 

..................................................................................................................................................................................................

 

ESPIRALES DE LA FICCIÓN

 

Ensayo:

El Escenario donde habita mi relato

 

El escenario es uno de los componentes esenciales de cualquier relato. Debe ser creíble, coherente con el resto de los elementos, necesario, significativo y no al efecto de fondo decorativo. Situación que lleva, a la hora de describir el escenario narrativo, el tener en cuenta dónde se desarrolla la acción, en qué época se sitúa, la hora y qué personajes forman parte de ella.

"Ciertos lugares hablan con su propia voz, ciertos jardines sombríos piden, a gritos, un asesinato; ciertas mansiones ruinosas piden, fantasmas; ciertas costas, naufragios."
Robert L. Stevenson.

El escenario donde habita mi relato

Describir con eficiencia un espacio es hacerlo de un modo equilibrado. Se debe trabajar sobre todo aquello que el lector necesita para comprender la historia: ni elementos de menos, ni elementos de más. Es decir, si se habla de un mundo especial en el que todo es diferente, y no se describe lo especial ni lo diferente, el relato carecerá de fuerza. Pero si se describe indiscriminada y minuciosamente aquello que no modifica los hechos, lo prescindible,  desvía la atención del centro principal, en lugar de potenciarlo. Por ejemplo, si lo importante de un ambiente que rodea al personaje es un espejo deslucido por la humedad y el paso del tiempo,  nos focalizaremos en ese objeto protagonizante, y dejaremos de lado, otros que no pesarán en la historia, como puede ser el resto del mobiliario, que si bien completan el ambiente, no hablarán sobre la historia ni arrojarán pistas.
La descripción del lugar debe ser precisa, tanto si se lo define como si se lo insinúa. Debemos evitar que el lector no entienda en qué lugar ocurren los hechos o quién es el personaje citado.
Dice Anderson Imbert al respecto

"La vista de un trigal soplado por el viento nos crea expectativas muy diferentes de las que nos crea la vista de un callejón tenebroso en un suburbio. Por asociar cosas con emociones ese trigal, ese callejón nos afectan como símbolos. Nos sugieren acciones posibles nos preparan para oír cuentos alegres o lúgubres. Bien, la función más efectiva del marco espacio-temporal de un cuento es la de convencernos de que su acción es probable. Un personaje que anda por sitios determinados y reacciona ante conflictos característicos de un periodo histórico es inmediatamente reconocible. Lo paradójico es que si el sitio y el periodo, por auténticos que sean, están en el cuento como mero fondo, pueden trastocarse por otros sitios y periodos sin que disminuya la intensidad vital del personaje o la singularidad de una aventura."

Los espacios pueden ser de muchas clases, interiores, exteriores, fantásticos, maravillosos, distópicos, (fuera de toda lógica), ucrónicos (ruptura de un hecho acaecido para generar  desde ésta un nuevo orden en el suceso)... El elegir uno u otro dependerá del tema y del tipo de relato que se vaya a escribir.
En general, estos lugares donde se desarrolla la acción pueden ser tratados de forma objetiva o de forma subjetiva. Con esto conseguiremos siempre que el lector sienta y vea ese espacio como real. Un espacio no real, lo deberemos realizar desde un punto de vista objetivo, des subjetivando nuestra visión para generar un espacio diferente, no conocido, que sorprenda.
En contraposición, un ambiente real, lo mostraremos  como lo ve el personaje, en relación a su  situación afectiva y personal y a su contexto psíquico.
El Tiempo y el escenario interactúan. El manejo del tiempo ya sea en el cuento como en la novela, nos llevará a que la descripción del ambiente haga las veces de guía, es decir una referencia que nos ubique, nos ordene y nos permita ampliar la secuencia de las escenas y jugar con los posibles desencadenantes y  resoluciones, según nuestra observancia .
Otro elemento a tener en cuenta al elegir el que personaje y escenario se combinan, es decir si éste es un sujeto sombrío, pues estará rodeado de oscuridades e incertidumbres. Si el mismo es un aventurero, el lugar por donde transite tendrá que ser una suerte de desafío constante, y así el ambiente será casi el cambio de vestimenta que se ajuste al rol del personaje actuante.
En la narrativa de tipo introspectivo, filosófico, reflexivo,  los espacios a jugar estarán condicionados a los lugares de la mente y el inconsciente, por ejemplo, el espacio circular expresando a la idea de confinamiento, de encierro; la isla, con valores similares; el sótano / altillo, en los que el sujeto buceará en lo profundo y recóndito de su ser, o por el contrario, el espacio abierto en busca de salida, de escape ya sea de la realidad o de sí mismo. (Claustrofobia).
El escenario debe formar parte de la acción, ser creíble, tener presencia activa y ponernos en el ojo de tormenta de la historia. El lector debe ver el paisaje, olerlo, sufrirlo, gozar, tener frío, sentir la nieve, el sol acuciante. Esa es su finalidad, no ser una mera descripción sino provocar una emoción, despertar los sentidos y sentimientos del lector espacio tiene que resultar verosímil es imprescindible que su descripción sea tan eficaz que "haga ver" al lector un objeto, un paisaje... Y que le "haga sentir" una experiencia, una emoción, un sentimiento de quien describe.
El tono, más objetivo o más subjetivo, de nuestros escritos descriptivos dependerán del tema, de la ocasión, del objeto corporizar...
Si debemos pintar con palabras, comenzaremos esbozando, luego adicionaremos elementos, daremos un fondo, así hasta lograr el todo, es decir un ambiente totalmente natural y vivo donde habita el personaje y que a su vez, tiene dentro de su espacio al lector.
Recordemos el cuento Continuidad de los parques de Cortázar como ejemplo, veamos cómo el escenario contiene a los sujetos de la historia y a su vez penetra en el lector hasta meterlo dentro, casi fagocitarlo, podríamos decir.
En la actualidad, las descripciones suelen ser breves, sólo buscan activar los procesos de la mente en el lector para que pueda levantar la historia desde su propio modo de ver y entender el mundo en él y el relato transitan o pueden llegar a hacerlo.

Conclusiones:

conclusiones Comprobar si el espacio descrito es realmente imprescindible. No utilices lugares ni detalles solo para que luzcan, sino aquellos necesarios a la historia. Cuidado, no se trata de escribir una guía para viajar.
conclusiones Si fuese posible utilizar el escenario para inducir estados emocionales del personaje, o dejar un avance sobre la historia.
conclusiones Aprovechar el escenario para quebrar el tono y la atmósfera, por ejemplo si el tema es el terror, generar un espacio de distención. Si es drama, de humor.
conclusiones Aprovecharlo para indicar cambios o quiebres en el tiempo.
conclusiones Nuestro lector es activo e híper vinculado, entonces, no debemos provocarle tedio o fastidio con descripciones extensas, que al fin y al cabo, tendrán fundamento, solo en el mundo retórico del escritor.
conclusiones Observar que una descripción demasiado detallada de un ambiente, puede hacer perder el hilo de la secuencia narrativa y por consecuencia, el interés del lector, que acabará por dejar el libro a un costado.
conclusiones Por último, vincular el lugar con nuestros actores. No se trata de contemplar dónde éstos están, sino cómo están en el lugar, y qué sienten.

 

Volver a índice

 

marta rosa mutti

perfil Marta Rosa Mutti

Avatares - Centro de narrativa y poesia

cursos y seminarios - apasionarte

libros - Marta Rosa Mutti

Asterion letrario

vuelo de papel

novedades Avatares

textos y contextos - Avatares letras

serviletras

contacto-avatares

 

avatAres apuntes literarios y algo más - Anuario de letras - Publicación de Avatares letras, Escuela de escritura - Te: (+54) 11-(15)-40752370 - centroavatares@yahoo.com.ar