inicio avatares letras webAvatares letras - Anuario de apuntes literarios y algo másstaffnumeros anteriores de Avatares letraslinks relacionadoscorreo lectores Avatares letras

 

 

 

 

Para consultas escribir a:
centroavatares@yahoo.com.ar

Visitanos en:

facebook

 

 

 

Marta Rosa Mutti

PERFIL

 

 

Marta Rosa Mutti

Escritora. Periodista. Editora. Investigadora literaria. Correctora. Guionista. Docente especializada en las áreas de Lengua y Literatura. Disertante en temas de su materia.


Avatares letras

 

 

Marta Rosa Mutti Fundadora y editora responsable de:

item Anuario de letras Avatares, “apuntes literarios y algo más”, declarada de Interés Municipal por la secretaría de gobierno de Gral. San Martín.
item Asterión Letrario, diario de poesías y cuentos.
item Vuelo de papel, cuentario y poemario vecinal.

 

Marta Rosa Mutti Colaboradora de la Revista Ser en la Cultura, De la Casa y Mutual Universitaria de Gral. San Martín.

Marta Rosa Mutti Dirige y dicta cursos en la Avatares Letras, Escuela de Escritura.

Marta Rosa Mutti Dicta clases de perfeccionamiento y seminarios y en instituciones públicas. Cursos para Docentes. EGB Y POLIMODAL. (Ad honorem)

Marta Rosa Mutti Ha coordinado y coordina talleres de escritura a solicitud para bibliotecas y escuelas de la zona. (Ad honorem)

 

 

Marta Rosa Mutti Editora responsable de los libros:

"Vitrales"; "Avatares I"; "Avatares ll"; "Avatares lll"; "Transparencias"; "A Bordo del viento;, "Hilos Secretos;, "Detrás del Espejo", ensayos, cuentos y poesía; "Argirópolis, Esquinas de Nuestra Historia", Ficción Histórica; "Cuentos de la Imaginación" Escuela Nº 20 Distrito de Gral. San Martín; "Descalzos en el aire"; "Fantáspolis"; "Despiertos en la lluvia"; "Solo la piel".

Marta Rosa Mutti Editora responsable de libros

Marta Rosa Mutti Ha compilado los libros:

"La Calle del Perro Cojo", novela y "Actitud de Vida", poesía de Daniel Russo. "Una Pasión", cuentos, ensayo, poesía; de Adrián Merel. "Vivir entre mareas" y "Margaritas de Invierno", crónica autobiográfica y novela de Liberto Bases. "El Pueblo de Israel, Travesía de un destino" , historia; de Luis Piazza. Entre otros.

Marta Rosa Mutti Ha efectuado y efectúa: prólogos, notas de contratapa, selecciones, compilaciones, reseñas, crítica literaria y presentaciones de libros a pedido de autores nacionales, extranjeros y editoriales (España, Italia, EEUU, Centroamérica).

Marta Mutti en la Feria del libro

Marta Rosa Mutti Expone en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, ininterrumpidamente desde el año 2000 a la fecha.

Marta Rosa Mutti Sus libros fueron presentados en la Feria Panamazónica del libro, Belén Do Pará, Brasil 2005.

Del cuento y sus aledaños

 

Marta Rosa Mutti Su libro Del Cuento y sus Aledaños, un cuento es el universo que se crea con todo lo que no dice, Manual de Registros narrativos participó en:
La 62ª Feria Internacional del libro Frankfurt 2010.
La 26ª Feria Internacional del Libro LIBER 2010 en Barcelona / España.
La 24 Feria Internacional del Libro de Guadalajara / México.

 

Marta Rosa Mutti Avatares, apuntes literarios y algo más , Anuario de letras, ha sido convocada para participar de la 62ª Feria del Libro 2010 de Frankfurt / Alemania.

Como reconocimiento a su labor docente, los vecinos del Barrio Gral. Sarmiento, Villa Ballester Oeste, solicitaron que la biblioteca barrial, lleve el nombre de Marta Mutti.

Sita en la Sociedad de Fomento José María Heredia, Calle 2 de abril 2444. Gral. San Martín.

En Marzo de 2010, las autoridades del Municipio de Gral. San Martín y la Secretaría de Cultura, la distinguieron, en el día de la mujer, por su labor cultural en beneficio de la comunidad.

 

Marta Rosa Mutti - Perfil

 

Libros de su autoría:

Extraña Oscuridad - Marta Rosa MuttiNoctumbria - Marta Rosa MuttiLo que deja la Marea - Marta Rosa Mutti

Féminas - Marta Rosa Mutti / Marita RégoloDel cuento y sus aledaños - Marta Rosa MuttiVulnerable desnudez - Marta Rosa Mutti

Fantasía dormida - Marta Rosa MuttiInteriores - Marta Rosa MuttiBarriendo el silencio - Marta Rosa Mutti

Aroma - Marta Rosa MuttiAndar de a dos - Marta Rosa Mutti

 

Juego de Matrioskas y Fuga bajo la Piel . Novela. Sin editar.

 

Proyecto, cuidado de textos, armado y selección: Marta R. Mutti

 

Anecdotario - 70 años de Santa Teresita:

Huellas y Vivencias

Huellas y Vivencias

Anecdotario


Proyecto y compilación: Marta Rosa Mutti.
Fotografía Artística de Tapa: Ariel Fontana
Creación y Diseño de Escudo de contratapa: Carolina Lattanzio
Diseño de Tapa: Florencia Carino

ver más info

 

Cuentos y relatos:

De Arena y Mar

El Jagüel, un sitio encantado

Cuentos y relatos

Escritores: Los autores de los textos pertenecen a escuelas del Partido de La Costa.

Proyecto y compilación: Marta Rosa Mutti.
Ilustración de tapa e interiores: Florencia Carino. Diseño La Costa.

ver más info

 

Relatos y cuentos:

De Arena y Mar

De Arena y Mar

Relatos y cuentos

Escritores: Un hermoso grupo de niños, niñas y adolescentes...
Coordinación: Docentes Bibliotecarias. Docentes de los grados mencionados.
Proyecto y compilación: Marta Rosa Mutti.
Ilustración de tapa e interior sobre cuentos: Eugenia Martínez - Jorge Soto

ver más info

 

Cuentos:

Escalofríos Azules

Escalofríos Azules

Cuentos con Terror

Participaron en el trabajo:

Escritores: Un hermoso grupo de niños y niñas...
Coordinación: Docentes Bibliotecarias. Docentes de los grados mencionados.
Proyecto, cuidado de textos, armado y selección:  Marta Rosa Mutti.
Asistencia y Colaboración: María Leone.
Ilustraciones de tapa e interior: Juan Pablo Wansidler.

ver más info

 


 

Libros publicados por Avatares


Ha seleccionado los textos, obras de tapa y prólogo-comentario, para Editorial Dunken de los siguientes libros:

 

matices y pasiones

Matices y Pasiones. Poesía
Obra de Tapa: Pina Poggi

ver más info

 

las horas secretas

Las horas Secretas. Poesía
Obra de Tapa: María Cecilia Bianchi

ver más info

 

sin equipaje

Sin equipaje. Cuentos
Obra de Tapa:
Vincent Van Gogh

ver más info

 

vuelo intimo

Vuelo Íntimo. Poesía
Obra de Tapa:
Haydeé Romagnoli

ver más info

 

 

fuga imperceptible

Fuga imperceptible. Cuentos
Obra de Tapa:
Claudia Vázquez

ver más info

 

extraña pertenencia

Extraña Pertenencia. Poesías
Obra de Tapa:
María Adela Naim

ver más info

 

habitar en secretos

Habitar en Secretos . Cuentos
Obra de Tapa: Pina Poggi

ver más info

 

 

 

extraña pertenencia

Acaso la vida. Cuentos

ver más info

 

habitar en secretos

Mundos desnudos . Antología de cuentos
Obra de Tapa: Renate Levy

ver más info

 

Intermitencias - Dunken

 

Intermitencia. Cuentos.
Obra de Tapa:Gustavo Adrian Gaiatto

ver más info

 

Libros seleccionados:

 

Cuentos de la imaginacion

 

Libro seleccionado por Marta Rosa Mutti. Taller Literario 7° año EGB - Escuela N° 20 de General San Martín.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

marta rosa mutti

 

Subir

 

 

Libros seleccionados para Editorial Dunken:

 

 

 

matices y pasiones

 

Matices y pasiones

Rueda la espuma sobre los puentes. Una hechicera aviva las brasas de su caldero y se asoma al abismo de lo secreto. Los pájaros tallan dibujos sin líneas en el cielo.
Hay quien tiene hambre y sed y alguien se la sacia. Hay quien tiene sed para ser saciada por lo que dice la palabra.
Un poeta escribe y muestra lo no mirado. Su poesía habla y calla porque en ella la palabra suelta la voz. Dice lo que se ignora, lo que se pierde, lo que se recuerda y delinea;  el entre - medio de la vida. La hendidura entre origen, destino y encuentro.
La poesía es el trazo de esa búsqueda rebasándole a la vida entre retamas y manantiales, por senderos blancos, silencios azules, con amores, odios, almas, pasiones.
En definitiva la poesía desnuda, encuentra, pierde. Nos acerca al origen primero, a la pregunta de las preguntas, nos impone nuestra condición de ser impulsándonos a ejercer el acto de vivir a través de la creación.
 Así llamean los ojos, crepita la sangre. El dolor y el placer se conjugan en un ritmo armónico dentro de un universo que se constriñe a un puñado de signos sobre una página en blanco, que nos escinde hacia otros mundos, repetidamente multiplicados en el encuentro del poema y el lector.
Y habrá puentes que cruzar, y debajo el agua que nos descansará la sed y también un cielo dispuesto a desplomar matices, para que el poeta hecho palabra, se haga dueño de pinceles, colores y los versos fluyan, excaven, dominen, liberen, abran ventanas, inunden bajíos, hasta completar la arquitectura de un hombre que abrace al alba, pueble la nada y borre el empañamiento de la transparencia.
De un modo elíptico, quizá si, quizá no, quien recorra las páginas de un  libro de poesías, lo encontrará. Será condición excluyente estar dispuesto a recorrer las filigranas de la caja de Pandora. Claro que los hilos y encadenados deberán seguirse entre letras, y algo más, que cada uno de los poetas  (devenidos habitantes de tiempos que Cronos aún no conoce) habrán dejado sobre cada página. Y será ese el momento en que el lector las hace suyas.
No se engañen sus hacedores, las poesías, no fueron hechas por ellos, ni para ellos, las palabras las hicieron y se dejaron decir en sus voces. Los escritores, fueron tan sólo la herramienta.

 

¿Quién puede decirlo? Tal vez el hambre se aquiete y la sed se calme. Tal vez, nos encontremos, ahí, a vuelta de  página, devenidos anillos de vapor, duendes, espejos, melodías, promesas, conjuros escapados de algún hechizo.
¿Quién sabe? 

 

Marta Rosa Mutti

 

Subir


 

Las horas secretas

 

Las horas secretas

Alguien sabe que se puede ver salir del corazón de una rosa blanca, a un pájaro.
Alguien piensa que la luna se viste de seda y reposa sobre una almohada.  Encuentros impensados entre la nada y el principio.
La orilla propia y del otro. Vislumbres que el poeta transita. Espacios que agota. Lugares para el tiempo y las sensaciones.
Un andar por los días y las noches reconocidos en un destino marcado por horas secretas, en las que lo oculto descubre su faz y se pone al alcance de la mirada.
Horas en las que las palabras corren sobre curvas, líneas, puntos, comas y las presencias hilan sus tramas en cada poesía.
La idea después de todas las esperas deja al poeta y nos invita a compartir sus momentos entre vaguedades y sueños donde podremos amar, huir, anidar ocasos, quizá reinventar amaneceres con soles nocturnos.
Bastará con entrecerrar los ojos, para que naturalmente comencemos a  transitar espacios que se nos han hecho comunes y, por qué no, inaugurar rumbos donde nuestros cantos arropen a la angustia para reinventar la vida.
Las páginas que guarda este libro nos abren un camino que nos lleva hacia un puente donde junto ensayaremos vuelos de papel, increíbles, livianos, seductores, en las horas secretas que ya nos pertenecen.

 

Marta Rosa Mutti

 

Subir


 

Sin equipaje

 

Sin equipaje

El ser en su condición de ser otro. Un auto generarse en cada línea y tras cada palabra. La otredad que se otorga permiso y abre al silencio pugnando por un espacio donde mostrarse y sentir. ¿Huecos?, ¿ventanas?, ¿fantasías?, ¿parques?, ¿encuentros?, ¿despedidas?, ¿necesidades?; ¿hilaridad?, ¿amor?, ¿melancolía?, o quizá el derecho a exigir el propio cuándo, cómo y dónde del encuentro con el destino. El juego mismo de la vida. Una cierta urgencia de definición recorre las historias de este libro que juega entre la búsqueda de una identidad, lo referencial y lo genuino… … En síntesis, esta selección de trabajos contempla diversos géneros, a tal fin, sin equipaje, reúne cuentos, relatos, y en algunos textos el vislumbre de la anécdota. Una delgada e invisible cuerda tensa la atmosfera de cada situación y la esencia que persigue es dejarnos una impresión totalmente despojada de condicionamiento…

 

Marta Rosa Mutti

 

Subir


 

Vuelo intimo

 

Vuelo íntimo

La mirada recorre las líneas que componen cada uno de los poemas y, poco a poco e impensadamente, traspone umbrales donde las palabras tensan encajes cercanos e íntimos.
Un cruce implacable de sensaciones donde los espacios son puertas que abren interiores y revelan el otro lado del juego. Las voces se sueltan y las utopías de sueños sin dueños implosionan las fronteras del silencio y de la memoria hasta despertar al olvido.
El poeta dibuja un paisaje, se adueña, le cede su pasión y deviene una búsqueda que gira en nuestro entendimiento como lo hace la vuelta al mundo en el parque de diversiones. Gira y gira hasta que descubrimos al otro y a nosotros mismos desatando ilusiones, y aprendemos a mirar como se mira a través del cristal, y ya no entendemos hacerlo de otro modo.
El sol estará en los patios, las sombras descubrirán todos los instantes.
Los poemas han encendido lámparas para que guardemos la vida que nos da la palabra. Para enseñarnos, que se puede aún cuando nos ciegue el dolor, dejar pasar a las nubes del invierno para aguardar los perfumes del estío.
No cambiaremos al mundo, tampoco podemos transformarnos en barquitos de botella pero sí, intentar el rescate como la rama cuando la mece el viento de primavera.
Un vuelo y un deseo. Un desafío único y plural de sentir la vida.
Un vuelo íntimo de afanes impostergables que seducen, se esfuman y reaparecen para avivar el fuego que nos habita la piel y registra el tiempo que nos toca vivir.

Una cita imprevista que guarda un misterio secreto. Un hueco que suele enseñarnos que nada es fugaz ni finito.

 

Marta Rosa Mutti

 

Subir


Fuga imperceptible

 

Fuga imperceptible

Si pensamos en nuestras acciones como la intensidad que nos moviliza a sumergirnos en la bisagra del por qué y del quién nos sorprenderá observar cuánto anhelamos dar el paso que atraviesa el umbral de la certeza  y de la duda.
 Más allá de nuestra conciencia,en el estar, en el ser y en el transcurrir de cada hora,  sabemos que los ojos de la vida se extienden en cuerpos que se agitan y reclaman, o sólo yacen en espejos entre este tiempo, que nos toca, y otro que se ignora, pero se respira como la noche.

Nuestro pensamiento, por génesis consecuente y osado, corre tras esos instantes en fuga, con la palabra devenida en viento imperceptible y obcecado, que empuja  hacia bahías y puertos donde quizá se puedan echar anclas.

De eso se trata, de fondear historias, recrear situaciones reales, fantásticas, míticas, maravillosas, donde reconocer o desconocer.

Los autores de cada uno de los textos que habitan las páginas de este libro, hacedores responsables de ficciones entendidas como circunstancias que pueden acontecer, nos brindan la posibilidad de un salto hacia el otro lado. Una gotera por donde escapan estrellas, sueños, acciones y por qué no, nosotros.

Sencillamente en el espacio físico y tangible de una hoja de papel, han entreabierto una puerta hacia el patio interior, dónde compartir un juego en el que entrelazan, tensan, anudan y deslizan el pulso de la existencia.

No vacilan para ello, en revelar: horas maduras, esquinas que tropiezan, aguas que tiemblan, cielos que descienden lloviznas sobre almas resecas, aromas, hierbas, piel, manos, sudor, astillas, pulsión y pasión.

Tormenta y sosiego, un portal acaso previsible, acaso sorprendente, que propone el desafío de una fuga minúscula pero fuga al fin.

 

Marta Rosa Mutti

 

Subir


Extraña pertenencia

 

Extraña pertenencia

Como andar descalzos en el parque, un vislumbre que se deja percibir casi desde la raíz pero que no se  explicar con palabras sino a través de sensaciones y sentires. Como en el espejo y el sueño y por qué no en las fotografías hay algo que se devela y que al mismo tiempo dialécticamente se oculta para provocar el desafío de la confrontación. Una esencia críptica, un palimpsesto del propio enigma ¿Somos cómo somos? ¿Somos una parodia que echamos a rodar? Somos lo que podemos ser, o nuestra vida es apenas el tiempo de una lectura que alguien hace, según dicen.
 Extraña pertenencia del aquí en el ahora. Extraña pertenencia del mañana en el recuerdo.

La vida luce sus orillas en cada verso,  la poesía  palabra a palabra la invita a caminar frente a los ojos de su mundo y le enseña a hablar más allá de todo lenguaje, tanto que hasta las ventanas abandonadas se encienden. Entonces la vida mira y se deja mirar hasta transformarse en ese alguien – algo imaginario que nos sube a un par de alas, nos devuelve las certezas y nos permite medir los tiempos.

Ni más ni menos que crear aquello donde nos reconocemos como efecto y pertenecemos como causa.

 

Marta Rosa Mutti

 

Subir


Habitar en secretos

 

Habitar en secretos

Desandar las historias que se vierten en las páginas de este libro, nos lleva a encontrar huellas donde reconocernos en algún tiempo o posibilidad de nuestra existencia. También; sorprendernos por lo aún no experimentado. Los párrafos que componen los espacios de cada uno de los relatos, guardan un paisaje holístico, una línea que busca medir el todo en las circunstancias que como individuos nos tocan resolver, y por qué no descifrar a diario. Sin dudas, este efecto proviene de la pluralidad de las voces narradoras que los componen. A través de ellas los autores nos transmiten esa sensación por cierto, difícil de definir, dado lo personal de sus características, que se perciben por ejemplo: cuando llegamos al sitio que hemos elegido para vivir y, en el que luego de dar unos pasos, abrimos una ventana, una puerta y en una acción instintiva pero fundacional estamos expresando: esto es mío, aquí estoy, éste soy yo. Habitar en Secretos, un libro poblado de murmullos y melodías. Una cuenta de eslabones reúne a sus autores, que observaron y eligieron hechos y circunstancias; quizá hasta las experimentaron para dar génesis a pequeñas y significativas historias trabajando su forma y estructura, su cuerpo y espíritu. La lectura de los textos nos lleva por aquí y más allá, y otra vez nos presentifica que el hombre desde el principio de los siglos ha enseñado y aprendido a través del acto de protagonizar y narrar. Hoy, y siempre aguardan los rescoldos. Esperan por el soplo de aire que los avive hasta transformarlos de nuevo de llamas. Simplemente estamos hablando de sentarnos con un libro entre las manos y establecer esa salida y a la vez entrada a otros mundos y experiencias, las que nos permitirán unir algunos granos de arena y atesorar desde sus milenarias memorias: anécdotas, testimonios, semblanzas, crónicas, cuentos…en fin la aventura de Habitar en Secretos, ese algo para el que nos faltan palabras y a la vez, tan inherente al hombre. Hemos abierto el libro: …silencio…… las palabras murmuran...

 

Marta Rosa Mutti

 

Subir


 

Mundos desnudos

 

Mundos desnudos

La literatura es arte, pasión y trabajo. Es un modo de entender la vida comprendiendo desde el otro la realidad que se impone o manifiesta. Y es el artilugio que nos permite escindirnos en aquello que no podemos explicar, aún desde la ciencia.
Lo extraño, lo fantástico, los miedos, lo que nos excede por naturaleza. Cada texto que habita Mundos desnudos, revela desde su escritura momentos que no se detienen, los lugares que frecuenta el destino y por sobre todo,  la realidad mostrando las muchas caras que se ocultan, se disfrazan y que al abordarlas, resultan brillantes por lo impensables.
Se sucede trazo a trazo sobre cada página, un trabajo minucioso, comprometido, que involucra a quien lo lee y lo hace parte y forma de la historia que desgrana constituyendo un pasaje al desnudamiento de la existencia a través de la palabra.
Desde un lenguaje claro, sencillo, sin abigarramientos, cada escritor hace de su relato una herramienta para mostrar la complejidad de la vida en palabras simples que se enlazan para transmitir lo que por sabido, se nos escurre frente a los ojos y ni siquiera mora un tiempo en las estancias de nuestros pensamientos.
Encontraremos historias reales que exhiben situaciones entre lo posible y lo inexplicable, lo que nos hará saber que el día a día es previsible y también abrupto.
Otras, de aristas fantásticas o maravillosas, se deslizan en los niveles del paradigma y la quimera.
Las hay de suspenso tamizadas por el  horror encerradas en oscuridades inapresables, entre gritos o palabras ausentes que se pierden en sin razones, o desaparecen bajo una tormenta y sólo porque la negritud las arrastra.
También hallaremos relatos costumbristas, que nos poblarán del ensueño del paisaje de la naturaleza y el propio, el interno que constituye al humano que la habita y la transforma. Lugares que no conocemos, solsticios, y rumores de lluvia que nos extienden aromas, colores, sabores, hábitos, ritos, lunas de cuentos que rondarán en nuestras noches insomnes.
No pocas, nos llevarán a rondas de amores o tragedias. Las glorias del gozo y el dolor bajo las sombras del miedo.
Y la ciencia ficción que no ha quedado fuera de este concierto de géneros narrativos, también tiene su espacio.
Amigos lectores: este grupo de escritores los convocan a trasponer un umbral y adentrarse en estos cuentos. Les prometen una aventura cuyo pasaporte propone  desenmascarar los vaivenes humanos de cualquiera de nosotros, si se quiere, y por cierto, muy al alcance de la mano en Mundos desnudos, un libro que seguramente al concluir con  su lectura, nos hará pensar en ella, pues, recordaremos fragmentos los imaginaremos, o formarán parte de la corte de nuestros sueños. Nos abrirán interrogantes y por supuesto, hallaremos certezas bien o mal avenidas con nuestro modo de entender: todo aquello que vivimos.
Sólo tienen que leerlo.

 

Marta Rosa Mutti

 

Subir

 


Acaso la vida

 

Acaso la Vida

Las palabras que nos habitan guardan el poder indefinible de los silencios. Ellas sólo esperan por la mano y la voz que les permitan al fin tomar cuerpo, y la única manera posible, es cuando el escritor les otorga el sitio y medida de su exacta significación. Luego la palabra hará su camino hasta de alcanzar tantas metamorfosis como las relaciones: sentido - expresión - comunicación - transmisión, requieran.
Mutar, transformase ganar esplendor. Dejar de ser tácitas y omitidas, alcanzar la plenitud de la mariposa.
Tomar el lugar en el cual, construir el propio destino: la significación, podemos entonces atrevernos a definir este proceso como: Acaso la Vida... de la palabra.
Gesta que necesita de un trabajo sostenido, que por tal, podrá llegar a agobiarnos en algún recodo del camino, pero que finalmente nos permitirá el gozo frente a la obra lograda, al texto imaginado, al cuento tantas veces planeado.
Los obreros de la palabra, escritores y escritoras, tenemos plena conciencia de que ellas son nuestras herramientas. Que nos esperan y, parecería que basta con cruzar el espacio y llegar al papel, o al espacio blanco que titila, para que la magia estalle y bajo el cincel se levanten escenarios, personajes, dramas, comedias, parodias, mundos reales, distópicos, maravillosos o ucrónicos.
Pero volvamos a ellas; objeto de nuestros deseos y desvelos no se rendirán dóciles y sumisas. Parecerá sencillo, a quien no conoce ni asiste a estos encuentros: aquello de atraparlas, luego disponerlas aquí o allá y construir. Sin embargo, muchas veces la distancia entre ellas y nosotros es un abismo profundo, que no podrá ser salvado sino después de muchos artilugios e ingenio. En los cuentos y relatos de este libro sobre los que se dibujan los perfiles de sus creadores, no es difícil ver los reflejos de estas contiendas.
La mirada del lector al momento de recorrer las historias, comprobará sin duda, que los autores de estos textos, no han ido tras las palabras desprovistos de inocencia, por el contrario, han trabajado con el motivo y la intención de brindarles; como bien dice el nombre del libro que nos ocupa: Acaso la vida, un lugar donde éstas: respiren, rían, bailen, sueñen, prometan, esclavicen, liberen, sueñen...
Propósito al que arriban con éxito, pues en cada frase se percibe un latido, un rumor, un algo que se eleva de la nada y va por todo; ya sea en la anécdota que se narra, en el secreto que se devela, el misterio que se crea en la tragedia que se abre.
Las voces narradoras  aquí se presentan libres de atavismos, visten la piel que habita en las páginas, se bañan en sus ríos, alimentan de sus pasiones, y hasta hoy, caminan por las orillas de los sueños, ...sólo para dejar una mirada, una señal.

 

Marta Rosa Mutti

 

Subir


Acaso la vida

 

Intermitencia

Escribir, pintar, componer música o tallar entre otros aspectos creativos lleva como sujeto tácito  el impulso de mostrar la propia concepción del mundo y la impronta de todos los individuos que  cohabitan en el hombre,  quienes no tienen  espacio, explicación, ni causa.
 Cuando se escribe hay un deseo impredecible de compartir y mostrar esta experiencia.  Hecho  que cobra presencia en el hábitat de un libro. Hoy, los autores de los textos que componen Intermitencias dan veracidad a este concepto.  
Sus cuentos y relatos corren por las aguas de la multiplicidad porque nos apartan de las cosas tal y como se entiende que son, para colocarnos frente a sus variaciones.
Con ingenio, siguiendo la senda imprevista del peso de las ideas, las palabras nos permiten abrirnos al placer y al impacto de su significación y  sonido. La prosa y el ritmo de las historias presentadas, no quedan fuera de este juego, sino que buscan mostrar una lectura valiosa  que no debe perderse.
Recorrerlas nos permitirá abrir el mundo secreto de nuestra fabulación. Ser otros y también por qué no, desde la construcción que cada lector haga de los cuentos, decidir sobre el destino, manejar alternativas, crear rupturas, alianzas; en fin dar paso a esas intermitencias que nos comunican con otras dimensiones.
El espacio que cubre este libro lleva una carga precisa donde los motivos, hijos de los impulsos,  fluctúan desde las miradas de los aquí, escritores gestantes,  y pido autorización para tal calificación, porque a mi entender cada cuento – relato compone una gesta.
Ni más ni menos que una lucha comprometida, en la que se camina y explora los campos de la razón y las medidas inconmensurables de la imaginación, no exenta de cierta alienación casi cómplice.
 Repasando el contenido de la obra y su espacio actor y actuante,  resta decir que presentifica una contienda librada con denuedo en la que batallan nombres, sueños, nostalgias, labios, pasos, esperas, payasos, veredas, arabescos, quimeras, amor y todo lo que dejo afuera,  por lo que me disculpo, pues se trata del lenguaje y todo el universo expresándose.
Para decirlo de otra manera:
Historias profundas o frugales flotando en un mar de tinta, apenas, esperando para ser rescatadas, descubiertas…

Marta Rosa Mutti

 

Sobre el autor de la Obra de Tapa...

Gustavo Adrian Gaiatto:

Acaso la vida

Nacido el 1 de marzo de 1962,en la ciudad autonoma de Buenos Aires .Estudios realizados en la escuela municipal de Bellas Artes de Quilmes (Carlos Morel ) participando de numerosas muestras colectivas e individuales,reside desde el 94 en Santa Teresita, provincia de Buenos Aires. Se desempeña como docente y lleva a cabo talleres de: Mural y de Expresion  Artística para el Municipio Urbano de La Costa .Realiza en forma voluntaria junto a un grupo de trabajo y con más de cuatro años de permanencia, talleres sociales artisticos, para chicos con problemas de conducta, en la Sociedad de Fomento Barrio San Martin (Santa Teresita ).
Proyecto: abrir una biblioteca barrial. 
Propósito: recuperar la funcion Social de dicha Socidad de Fomento como un lugar de participacion, formación y encuentro barrial. Esta actividad es independiente y sin fines de lucro.

 

 

Subir

 

 

 

marta rosa mutti

perfil Marta Rosa Mutti

Avatares - Centro de narrativa y poesia

cursos y seminarios - apasionarte

libros - Marta Rosa Mutti

Asterion letrario

vuelo de papel

novedades Avatares

textos y contextos - Avatares letras

serviletras

contacto-avatares

 

avatAres apuntes literarios y algo más - Anuario de letras - Publicación de Avatares letras, Escuela de escritura - Comunicate: 011 15 40752370 - centroavatares@yahoo.com.ar